Intención de búsqueda en el SEO de tu página sobre Salud 4.16/5 (37)

No sé. Serás cosas mías pero… Sigo encontrándome por Internet recomendaciones SEO dirigidas a los profesionales sanitarios que parecen sacadas de una máquina del tiempo:escribe contenido de calidad; publica post largos (de 500 a 2000 palabras); salpica la redacción con palabras clave y sus sinónimos sazonando el texto con negritas, subrayados, H2, H3… Optimiza imágenes, diseño que adapte bien al móvil…

Y llegarás a los primeros resultados de Google, serás un referente, llenarás tu consulta de pacientes privados” también suelen decir…”

En fin…

Respetar estas indicaciones no está mal… No es eso… Es algo que vas a tener que seguir haciendo pero… ya no es suficiente.

Da un poco igual que seas médico de cualquier especialidad (pediatra, traumatólogo, dermatólogo, reumatólogo…), enfermero, psicólogo… o la web de una farmacia…

Es indiferente que quieras dar visibilidad a un gran hospital, una clínica o una consulta en tu pueblo.

Porque hoy el SEO no va de “palabras clave” o al menos como las entendíamos antes de 2015.

Voy a intentar explicarme…

Conoces el tamaño de Google. Sus desarrolladores -gente muy capaz- llevan desde 1998 dedicados exclusivamente a resolver una tarea que en principio parece sencilla: responder eficazmente las consultas que les hacen sus clientes… Tus pacientes.

Desde 2013 -han pasado casi 6 años- Google está realizando un análisis semántico de Internet cada vez más preciso lo que le lleva a “entender” el significado de frases en contexto… No basta con el salpicado de “sinónimos” de palabras clave repetidas en partes destacadas de un texto…

Y no solo esto… Desde 2015 Google está aplicando una “capa” más “inteligente” en su trabajo de indexado y rankeo de Internet gracias a Rank Brain.

Con ella, entre otras cosas, es capaz de interpretar y anticipar la intención de búsqueda de sus usuarios (insisto, los mismos pacientes que ves en consulta).

El SEO hace tiempo que no va de encontrar “palabras clave” interesantes y redactar según diga Yoast (o el plugin que te ayude con el SEO de tu web).

Google tiene en cuenta las “palabras clave“; también sus significados y las motivaciones y necesidades (intenciones de búsqueda) de sus usuarios (tus pacientes).

No voy a repetir lo que escribí en el post sobre la “Medical Update” de agosto 2018: creo que Google ha cambiado radicalmente las reglas de juego en la Blogosfera Sanitaria

A la hora de establecer los resultados de búsqueda de las consultas de salud no solo tiene en cuenta las palabras clave, su significado o la “autoridad” de quien publica información (EAT)…

Desde el pasado mes de agosto está teniendo muy en cuenta la intención de búsqueda de sus usuarios (tus pacientes)

¿Qué es eso “la intención de búsqueda”?

Voy a simplificar algo que es complejo. Puedes encontrar en la red muchísima documentación. Si te interesa avanzar un poco más en el tema de las “intenciones de búsqueda” échale un ojo a este post de Juan González Villa.

¿Qué información crees que cualquier paciente espera recibir cuando pregunta a Google por “diabetes”?

Intención de busqueda diabetes

Google sabe que tu paciente está interesado en saber qué es la diabetes, cuáles son sus síntomas, la evolución de la enfermedad… Y el buscador coloca en los primeros resultados de esta búsqueda contenidos especiales sobre/junto al ranking habitual de urls que mejor responden a esa necesidad de ampliar información.

Búsqueda con intención “informativa”… los pacientes salen de las consultas de los médicos sin tener demasiada idea de qué les han dicho. No entienden lo que supone su diagnóstico. Quieren saber más sobre su tratamiento y entran en Google para aclarar sus dudas…

En las primeras posiciones de estas búsquedas ya no aparecen las webs de cualquiera: Google está colocando páginas “acreditadas”: contenido de webs institucionales (publicas o privadas) o referentes (expertos reconocibles) en el tema tratado.

Como te he comentado antes, esto se precipitó el pasado mes de agosto de 2018.

Los resultados de búsquedas más generales (diabetes, fiebre, dolor, cáncer) apenas se han movido desde agosto. Intentar colocar una nueva url allí es muy difícil. Casi imposible.

Miramos juntos otra búsqueda… “Dalsy”.

Los resultados dan más juego.

El algoritmo de Google no tiene del todo claro que debe responder: por una parte sabe que cuando se busca “Dalsy” una gran parte de sus usuarios esperan encontrar el prospecto.

Pero también está al tanto de que muchas madres andan alborotadas porque hay desabastecimiento y no siempre se puede encontrar Dalsy en las farmacias.

Estas usuarias de Google están esperando encontrar noticias y alternativas para resolver su problema… Por eso verás que Google incorpora urls que responden a otra intención de búsqueda.

Con “Dalsy” le están preguntado al buscador “¿qué puedo hacer para encontrar Dalsy?

Si el paciente hubiera preguntado por “dosis de Dalsy” Google le presentaría otras urls muy distintas a las anteriores en las que, además de las páginas institucionales (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios – AEMPS por ejemplo), puedes encontrar post de profesionales sanitarios que ofrecen tablas y calculadoras que facilitan su dosificación.

Y puedes creerme: va a ser casi imposible que Google coloque un post que hable de la composición de Dalsy o de sus indicaciones en las primeras posiciones de la búsqueda (“dosis dalsy”). Escribir un post resumiendo el prospecto del medicamento no te va a llevar ahí.

Podría valerte con escribir un post de 100 palabras que incluya la información resumida.

Dará igual cómo esté trabajado el Seo OnPage. Tu post puede estar estupendamente escrito; puede haber cumplido al 100% todos los requisitos de Yoast… Incluso puede tener por detrás una estrategia arriesgada de linkbuilding para forzar su rankeo.

Si Google considera que tu contenido no responde a la intención de búsqueda de su usuario… no entras en las primeras posiciones de esa SERP.

Haz tu mismo la prueba con “esguince”.

No vas a encontrar en las primeras posiciones de esa búsqueda ningún post de una clínica o profesional sanitario que los trate. Google considera que el usuario no está en ese “momento”. No está buscando un profesional: su usuario (tu paciente) solo quiere aclarar sus dudas.

Por el contrario, si buscas “esguince + Madrid” te encontrarás en las primeras posiciones resultados completamente distintos. Google ha asignado a esa pregunta una intención de búsqueda diferente: estás buscando a alguien que te resuelva un problema. Si tu paciente busca “Esguince + localidad” realmente no quiere saber qué es un esguince. Probablemente ya ha navegado por la red y se ha informado bien. Ahora espera encontrar las direcciones y teléfonos de los mejores especialistas sanitarios de su localidad…

Así que, en tu estudio de palabras clave (que tendrás que seguir haciéndolo), además de mirar el volumen y dificultad tienes que estudiar la intencionalidad que le asigna Google.

Borra la caché de tu navegador (historial y cookies) y haz tu mismo la búsqueda y trata de entender a qué responde Google en esa consulta…

¿Quieres pistas?

Si al realizar la búsqueda te encuentras sobre la lista de urls cajas de información como estas tienes delante una búsqueda que Google considera informativa. Y además tiene localizado contenido suficientemente acreditado como para colocarlo destacado en la parte superior para dar respuesta rápida a sus usuarios. Por mucho volumen que tengan estas búsquedas o lo fácil que te diga Semrush o Sistrix que es llegar a los primeros resultados… lo vas a tener complicado. Si tu web es nueva o tienes poco trabajada la EAT de los autores de post o de tu página imposible. Ahórrate el esfuerzo.

Si al realizar una búsqueda te encuentras cajas de información sobre productos sabes que Google cree que con ellos puede resolver el problema que le plantea su usuario.

Si encuentras un plano en la información que devuelve Google puedes pensar que con ella los usuarios del buscador podrían estar intentando localizar a un especialista que les ayude.

Como ocurre con el ejemplo que te he comentado antes de Dalsy, a veces Google no lo termina de tener claro y devuelve en una consulta información y enlaces que responden a distintas intenciones de búsqueda.

¿Cómo determina Google la intencionalidad o motivación de una búsqueda?

Utiliza información sobre lo que hacemos en internet cuando intentamos resolver nuestras dudas sobre salud. Con estos datos aprende y establece patrones de “intención de búsqueda”

Tras “entender” el significado de una búsqueda (una de las antiguas “palabras clave”) Google le asigna una motivación de usuario, una intención de búsqueda en función de criterios objetivos de navegación como pueden ser el % de clics en cada url (CTR), el tiempo de lectura de cada post, el % de rebote

Y además rastrea lo que hacen sus usuarios tras visitar una web: si después de leer un post el paciente sigue accediendo a otras páginas de la misma temática Google asumirá que la primera web no responde eficazmente las dudas de su cliente… (Pogo Sticking)

Interiorizar esto te debería llevar a leer tus post con “ojos de paciente” 

Antes de empezar a escribir de lo que sabes tienes que pensar en lo que tu futuro lector necesita

Si quieres ser relevante… si quieres tener (muchas) visitas tienes que dejar de pensar que tu web es un atril desde el que pontificas… 

Sintoniza la onda de Google: escucha a tu audiencia

Te recomiendo que hagas esto en los post que tienes mejor “rankeados” y más tráfico te acercan… Y si tienes que reredactar y ampliar contenido… empieza hoy antes de ponerte con otro post.

Si tienes una clínica o negocio online, no mires solo los que más tráfico te acercan: los importantes son los que convierten… Trabaja el SEO local.

Si con el contenido que tienes publicado en esos post no resuelves la intención de búsqueda de los usuarios… eres candidato a desaparecer de esa SERP concreta

Ya no es suficiente instalar Yoast salpimentando tus post con palabras clave (y sinónimos) en distintas posiciones y formatos…

Entiéndelo… No eres tú. Es Google

No va de que tu página “sea más o menos bonita” o tenga mala o buena información… 

O que esta sea cierta o falsa…

Las claves para ser relevante para Google están en “entender” como determina la intención de búsqueda para cada una de las consultas de pacientes

Y qué es lo que Google define como “relevante” para cada usuario 

¿Te he ayudado?

Deja un comentario