El camino hasta el METAVERSO

El Metaverso supone una visión alternativa del futuro de Internet en la que tendrían que converger exitosamente iniciativas tecnológicas y empresariales que estamos empezando a ver… Recupero en este punto una idea que dejé colgada en el tramo final del primer post de la serie…

El resultado de esta convergencia tecnológica tendrá que ser rentable para las empresas (interés económico) y necesitará ser aceptado por mercados y consumidores

Esta ecuación no fácil de resolver. Es la que nos aleja 10, 15… años de la visión del metaverso que te plantee aquí: un UNIVERSO de MUNDOS 3D PERSISTENTES e INTEROPERABLES que se generarán EN TIEMPO REAL y que CUALQUIERA (desde cualquier parte del mundo) PODRÁ EXPERIMENTAR SIMULTANEAMENTE si dispone de CONEXIÓN a Internet, un DISPOSITIVO ADECUADO y un tícket de ENTRADA

  1. Para llegar a esa visión del “metaverso” necesitamos dar un empujón a la tecnología actual en distintas direcciones. Sin ir más lejos, en el desarrollo de hardware para poder disponer de:
    • Dispositivos eficientes que nos permitan acceder a esos entornos virtuales (gafas o cascos de realidad virtual, aumentada o mixta, hologramas…)

      ¿En qué punto estamos? Tenemos dispositivos que nos permiten experiencias inmersivas bastante avanzadas pero no le estamos sabiendo encontrar -de momento- otra utilidad que no sea el del entretenimiento -fundamentalmente juegos- y la venta de activos digitales (NFTs).
    • Ordenadores con suficiente capacidad de computación como para crear ese universo virtual en el que interactuemos miles de usuarios a la vez; una cosa es que miles de personas disfruten de un concierto de Marshmello en Fornite de manera casi sincrónica agrupados de 100 en 100 (nodos de servidor) y otra que millones de usuarios interaccionen en tiempo real en un mismo espacio virtual.
    • Todo apunta a que la renderización del contenido 3D del metaverso se hará en la nube (XRCloud) así que es imprescindible contar con una red de telecomunicaciones que mueva -sin cortes ni latencia que haga esa experiencia poco satisfactoria- todo ese sunami de información… 5G, 6G, 7G…
    • Necesitamos servidores que guarden en su memoria toda nuestra actividad en el metaverso… Debe de ser persistente… Y no una “partida” que se reinicia, se pausa o se finaliza. Tendrá que seguir desplegada aunque tú no estés presente.

Si te interesa este tema, échale un vistazo a Is the Metaverse Possible?

Sin todo esto razonablemente resuelto asistiremos a un nuevo fracaso como el de SecondLife; la idea era buena pero la tecnología disponible no estaba suficientemente madura.

El Metaverso precisa de una infraestructura que actualmente no existe. Tienen que seguir convergiendo avances en hardware, software y comunicaciones…

Hasta que todo eso llegue, el metaverso es lo que ocurre en Fornite, Roblox, The Sandbox, Somniumspace, Axie Infinity, Decentraland…

No son juegos. Son ocio. Experiencias sociales. Comunidades.

  1. Necesitamos software más eficiente. Llevamos 30-40 años creando realidad virtual pero las exigencias del metaverso -tal y como se propone hoy- no se resuelven con los mismos programas que renderizan Fortnite, Roblox o Minecraft…

    Te acerco otros desarrollos para que seas consciente de dónde estamos ahora…

¿Cómo vamos en esto? Échale un vistazo a Unreal Engine, el software que utiliza Epic Game para el desarrollo de sus mundos virtuales… Otra de las iniciativas que te ayudarán a entender el potencial creador de la inteligencia artificial es Promethean AI. Échale un vistazo a la biblioteca de diseños y escaneos 3D del mundo real de Quixel.

  1. Ese metaverso soñado necesita arquitectos y albañiles digitales; inteligencias creadoras (humanas y artificiales) que le den forma en 3D; programadores y diseñadores de experiencias ayudados por inteligencia artificial que escale su trabajo. Estamos hablando de universos virtuales persistentes, interactivos y realistas

    Una manera -muy interesante- de ir avanzando en su construcción es la colaboración de los usuarios. El metaverso es y será un medio de autoexpresión. Como usuarios hemos contribuido a la construcción de los entornos virtuales desde tiempos de los Sims (2000). No debería ser distinto.

En resumen y para que nos entendamos… El “metaverso” del que estás oyendo hablar es como soñar con un iPhone 13 cuando todavía no hemos llegado al teléfono de baquelita… No lo digo yo…

El mismo Facebook comenta en su web que tendrán que pasar 10 o 15 años para ver desplegada su visión de metaverso.

  1. Estando casi todo por definir, quizá lo más desarrollado sea la economía virtual. El metaverso es el ecosistema ideal para que las criptomonedas y tokens sociales demuestren su verdadero alcance.

    El protometaverso que conocemos (el de los videojuegos) será en pocos años un zoco virtual en el que empresas, individuos y algoritmos venderán y comprarán productos virtuales y físicos. Utilizarán “monedas virtuales” que tendrán su conversión (o no) con las del mundo real.

    Y no solo se podrá comprar y vender en el metaverso…

    También se pagará por la realización de actividades virtuales. Si tienes interés, curiosea los entornos GameFi. Mientras tu y yo “picamos piedra” en el mundo físico, nuestros hijos se empiezan a ganar la vida “trabajando” o “jugando” en universos virtuales… En este artículo podrás conocer 10 juegos en los que puedes ganar dinero en función de tu actividad. Es la economía del “Play-to-Earn”…

    El “queroseno” que hará volar cualquier desarrollo de metaverso está compuesto por la tecnología que hay detrás de las criptomonedas… Por cierto ¿tienes ya tu monedero virtual?
Sin dinero virtual tu experiencia en cualquiera de los posibles metaversos será la de un indigente

«Nuestro objetivo es ayudar al metaverso a llegar a mil millones de personas y miles de millones de dólares en comercio en la próxima década (20s)» declaró hace unos días Mark Zuckerberg.

¿Nos podremos ganar todos la vida en esos mundos virtuales? Ni idea pero lo previsible -la historia tiende a repetirse- es que solo unos pocos sean capaces de hacerlo.

La industria de los creadores de contenido en el metaverso no será muy diferente a lo que conocemos hoy en Youtube o Twitch… La inmensa mayoría de los creadores digitales apenas generan ingresos.

Lo que estamos viendo ahora con las creaciones virtuales (arte) y los NFTs es inseparable de la especulación.

Te dejo una última reflexión…

¿Puede una economía (virtual o del mundo físico) basarse en “monedas” que tienen un valor tan inestable?

Échale un vistazo a lo que está pasando con Bitcoin o Ethereum (oscilaciones de cotización del 30%-40%-50% en un trimestre) y ríete de la inflación.

Es algo que también está por resolver…

  1. ¿La masa de consumidores de 2021 estamos preparados para asumir el metaverso tal y como nos lo pinta Facebook? Hoy no lo tengo claro… A cinco años vista quizá asumamos como algo normal una versión híbrida del metaverso basada en AR (resueltas todas las implicaciones legales relacionadas con la seguridad y privacidad de los usuarios) y/o una adaptación a “pantalla plana” de todos esos posibles mundos virtuales (RV) para acceder a ella desde nuestros dispositivos móviles.

    La curva de aprendizaje para llegar a disfrutar de la experiencia es también otra barrera de entrada que dificulta el acceso de los consumidores.
Horizon Worlds de Meta (Facebook)
  1. La regulación del Metaverso… ¿Se controlará la conducta de los usuarios? ¿Qué normas legales se aplicarán? ¿Los delitos (acoso, robo, estafas…) se penarán como en el mundo físico? ¿Cómo y a quién se pagarán los impuestos? En la visión del Metaverso no habrá países ni fronteras administrativas entre espacios económicos como ocurre en el mundo físico.

    ¿Se moderará el contenido y experiencias en este espacio virtual para evitar la radicalización? ¿Se podrá llegar a moderar o limitar el alcance de la intoxicación informativa…

    La visión del metaverso tiene implicaciones que van mucho más allá de lo tecnológico.
  1. No estamos preparados para pasar mucho tiempo inmersos en espacios de RV separados del mundo físico. Si has probado alguno de los actuales dispositivos de realidad virtual te habrás dado cuenta de que, pasado poco tiempo, la experiencia puede empezar a ser un poco desagradable. Desde hace años se viene estudiando la llamada cybersickness y se conoce bastante bien la relación de la fatiga visual y el uso de dispositivos RV. Es algo que todavía no está bien resuelto…
  1. En esta fase inicial estamos viendo como casi todas las grandes compañías tecnológicas y de entretenimiento -videojuegos fundamentalmente- están construyendo sus “protometaversos privados”.

    Esto supone, para empezar, tres problemas a resolver:
    • Compatibilidad de los dispositivos de acceso: ¿te comprarías una gafa/casco de realidad virtual para poder acceder a cada uno de esos metaversos?

      Epic Games nos enseña ya cómo resolver el problema: Fornite es un ecosistema abierto. Conviven de manera sincrónica usuarios que acceden al juego desde distintas plataformas (iOS, Android, PlayStation, Nintendo, PC, Xbox…).

      Relacionado con esto…
    • Serán necesarios estándares compartidos y abiertos de programación para que los distintos mundos se conecten como ocurre ahora con Internet (HTML y Javascript entre otros). Tendremos que esperar a ver si el standard de programación OpenXR se termina de universalizar.
    • ¿Llegaremos a poder tener -si queremos- una única personalidad (avatar) en todos esos metaversos o tendremos que tener distintas cuentas para acceder a cada uno de ellos?

      La web3.0 promete la interoperabilidad entre metaversos de manera que podremos viajar de uno a otro llevando en nuestra maleta nuestros activos digitales.
¿Llegaremos a ver un metaverso universalmente accesible, totalmente interoperable o estableceremos “fronteras tecnológicas” como estamos haciendo ahora?

Con todo… Y a pesar de todo…

Para que las cosas ocurran alguien tiene que soñarlas primero.

¿Las estaremos soñando ahora?

Por aquí te dejo las últimas cosillas que he publicado en esta página sobre el metaverso y algunas lecturas que seguro te ayudarán a entenderlo mejor si quieres profundizar.



Deja un comentario